El carruaje de Kocs, el icono del coaching

Entre los siglos XV y XVI, la ciudad húngara de Kocs, situada a unos 70 km. de Budapest, se convirtió en parada obligada para los viajes entre esta ciudad y Viena. Empezaron a utilizarse unos carruajes con un sistema de suspensión único. Este sistema permitía ir a mayor velocidad con más estabilidad. Permitía que los procesos de aceleración del carruaje hicieran correr más a los caballos, cambiarlos con más frecuencia o reforzarlos, y que se pudiesen realizar sin perder equilibrio. Así, pronto se habló del carruaje de Kocs, -kocsi szekér en húngaro-, como Símbolo de la excelencia en la función de transportar personas de un lugar a otro.

El término kocsi pasó al español como coche, al alemán como kutsche, al italiano como cocchio... El término inglés coach es, por tanto de origen húngaro. Significaba un vehículo cubierto tirado por caballos para transportar personas.

Metafóricamente, el coaching también transporta personas de un lugar a otro. Del lugar dónde están adonde quieren ir. Siendo la etimología del coaching muy significativa de su función, el símbolo de excelencia del "carruaje de Kocs" puede ser un icono del coaching.

 

Joan Palomeras

<<Volver>>