Testimoniales

Melania, de Barcelona, 23 años, educadora infantil. Proceso presencial.

Mel Iglesis. Testimonio de coaching personal

"Con tan solo 18 años me metí en un bucle de culpa y sufrimiento, que había llegado a su cupo. 

A los 20 unas personas que me adoran me convencieron para probar un proceso personal de coach.

Nunca había tenido mucha confianza en dicho proceso (tampoco sabia muy bien de qué iba) pero sólo con la primera sesión salí de ahí como si flotara. Esa mochila que llevaba después de tantos años tan pesada, había empezado a vaciarse. Sesión tras sesión me sentía más segura, con menos culpa y menos miedos.

Lo evalúo un año después, y me siento genial. Creo que he aprendido a tomar mejores decisiones sin ser impulsiva. Aprendo a encajar mejor las decepciones sin tomármelas como algo personal.

Y la mochila ya no pesa, porque nunca más me la he vuelto a poner!! 

Me encanta recibir a la vida con una gran sonrisa y me siento orgullosa de todo lo que he conseguido desde entonces."