Obedece a tu cuerpo, ¡Ámate!

Descarga
Lisa Bourbeau - Obedece a tu cuerpo - Am
Documento Adobe Acrobat 618.9 KB

"Las molestias y las enfermedades, efectivamente, cada vez que te duele el cuerpo físico, éste te dice que tus cuerpos emocional y mental también te duelen.

Para estar en armonía, estos tres cuerpos deben estar al servicio de tu ser. Cuando sientes dolor, significa que los cuerpos del plano material se han desunido de tu ser. Cuando tu ser desea algo, la verdadera función de tu cuerpo mental es utilizar sus recursos para manifestar lo que deseas. El papel de tu cuerpo emocional es desear, y sentir realmente lo que deseas. Y tu cuerpo físico está concebido para poder realizar las acciones necesarias a partir de cuáles son tus deseos. Sin embargo ¿cuántas veces vemos que se produce exactamente lo contrario? He aquí un ejemplo:
Una persona quiere cambiar de trabajo o invertir dinero en una pequeña empresa. No lo hace porque su mente le trae del pasado un recuerdo que está en contradicción con lo que quiere en el momento presente. Este recuerdo le dice que no lo haga, que no se dirija hacia aquello que quiere, ya que le podrían surgir imprevistos u obstáculos y podría arrepentirse. No cabe duda de que ya debe haber sido testigo o que ya debe haber vivido esta experiencia en un momento dado. Ha guardado en su memoria la percepción de esta experiencia que debió ser desagradable. Ahora deja que este recuerdo dirija su vida en vez de dirigirse hacia lo que quiere. ¡Y de repente esta persona se en- cuentra con que le duelen las piernas!
Como puedes ver, puedes volverte consciente mucho más rápido gracias a lo que pasa en tu cuer- po físico. Acaso no es maravilloso constatar que tu cuerpo, con todo lo que ocurre en tu mundo físico, puede convertirse en tu gran amigo de vida de todos los días?"

 
Extracto de Lise Bourbeau

 

Tras quince años de investigaciones en el campo de la metafísica (más allá del cuerpo físico), Lisa Bourbeau crea esta obra en forma de diccionario, o libro de consulta, para que quien sufra de un malestar o enfermedad cualquiera pueda averiguar de una manera sencilla y rápida la causa profunda de su problema.

Para mí es la Biblia del lenguaje que nuestro cuerpo expresa a través de distintos niveles de dolencias. Fácil de consulta.